miércoles, 22 de octubre de 2008

Credo

En carne viva,
la cruz del pecho
me elevará, atea.

Nat

5 comentarios:

El Circulo de la Flor dijo...

Cuando leí atea me ericé entero.
Que bueno que un poema genere esas cosas. Ahí es cuando siento que la poesía funciona.

Nat.- dijo...

Qué alegría poder generar eso! Cuando leo estas cosas, es cuando siento que vale la pena expresarse.

Adrian Orellano dijo...

Te juro que leo esto y SIEMPRE me genera lo mismo. es un espásmo. es fuerte como cachetada de gorila.

haikus publicos dijo...

Vos tenés la culpa jajajaja!
Ahora bancame escribiendo, fluyendo sin pensar, por aquí!

haikus publicos dijo...

UH, SEGUIA CON ESTA CUENTA JAJAJAJA PERO SOY YO! USURPANDO HAIKUSPUBLICOS