viernes, 29 de mayo de 2009

Murió sin decir
sus sueños de nonato

No habrá tumba

2 comentarios:

Duracell dijo...

La palabra nonato habla por sí misma, imaginate en un texto. Si los sueños son nonatos también, ya hay aquí un planteo bastante interesante. Y el final cascotea muy bien.

victoria dijo...

se siente.